10 señales de que su empresa tiene problemas de gestión de datos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

Problemas de gestión de datos

Una compañía que tenga problemas de administración de datos encontrará señales interminables que se manifestará en forma de problemas o dificultades recurrentes en un sinfín de aspectos cotidianos o más concretos, pero en todo caso perjudiciales para el correcto funcionamiento del negocio. No debe extrañarnos que sin una administración adecuada de los datos sea absolutamente imposible convertirlos en información fiable tanto para el uso operativo básico como para la toma de decisiones estratégicas.

De la misma forma que una política de administración de datos bien diseñada e implementada ayuda a la compañía en innumerables aspectos que llevarán a ventajas competitivas, su ausencia, un mal enfoque o la malos hábitos pueden conducir a lo contrario, y terminar socavando su competitividad e inclusive su fin.

En efecto, el panorama que enfrenta una compañía con datos de mala calidad y mala administración es muy distinto al de otra compañía que realiza un trato profesional, un esfuerzo que bien es importante destacar, puesto que recibirá beneficios que marcarán la diferencia en el entorno altamente competitivo actual, como los siguientes:

  • tomar decisiones estratégicas.

  • más beneficios económicos.

  • disminución de costos en diferentes áreas.

  • eficiencia con marketing.

  • eficiencia en los procesos operativos.

  • mejorar otros activos intangibles (estatus, etc.).

Por el contrario, estaremos ante una situación complicada, que requerirá una actuación urgente, cuando una compañía observe uno o más de los 10 problemas que exponemos a continuación:

  1. Datos de mala calidad o baja calidad de los datos: inexactos, no relacionados, duplicados, incorrectos, desactualizados …
  2. Descubrimos que el inventario está agotado o con exceso de existencias.
  3. Desperdicio de correo debido a direcciones incorrectas.
  4. Errores de facturación.
  5. Pérdida de ingresos por posibilidades perdidas.
  6. Administración ineficaz de datos maestros que impide una única visualización.
  7. Aumento de la cantidad y diversidad de datos.
  8. Sanciones por incumplimiento de la normativa.
  9. Falta de inversión en TI para manejar big data.
  10. No poder transformar esos datos en inteligencia empresarial.

Solucionar este tipo de situaciones necesita el diseño de políticas de administración de datos que, sin tener en cuenta la elección de una u otra tecnología, aborde el problema de manera general, involucrando a todas las áreas de la compañía.

La implementación de un plan de acción, sin tener en cuenta las particularidades que aconsejen una cosa u otra, un almacén de datos maestro gestionado automáticamente y coherente. A medida que estos datos maestros aumenten en número y complejidad, se diseñarán diferentes soluciones para responder a las nuevas demandas.

Poner fin a los problemas de administración de datos, por otra parte, necesita un marco de acción global que persiga un estrategia de interés dependiendo de la compañía de que se trate, y que deben establecerse en base a estándares de calidad predeterminados. Su posterior mantenimiento, desde luego, necesita un procedimiento de validez constante de los registros con miras a un objetivo final que, por tanto, será obtener y usar la información para obtener ventajas estratégicas.

Publicación relacionada:

Fuente de la imagen: hywards / FreeDigitalPhotos.net

Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.