boom del dispositivo y más seguridad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

Big Data Internet de las cosas

La domótica de un futuro bastante cercano, no más de ocho años, estará dominada por una miríada de dispositivos conectados y sensores de última generación, todos los cuales conforman el llamado Internet de las cosas (IoT). Según la consultora Gartner, una casa promedio tendrá alrededor medio mil de estos dispositivos inteligente.

En la próxima década, el entorno doméstico y cualquier otro espacio cotidiano, como el lugar de trabajo o los espacios de ocio, sufrirán una transformación radical que ofrecerá grandes posibilidades de negocio a los proveedores y causará la transformación de nuestra realidad más cercana. Sus implicaciones sociales serán tan profundas que aún son difíciles de adivinar.

Su interacción -tanto entre dispositivos como con personas- y conectividad nos facilitará la vida. Por otra parte, esta tendencia creciente además traerá problemas de seguridad en la protección de datos y la privacidad que además se resolverán.

Entre los dispositivos, la consultoría incluye desde electrodomésticos, monitores de actividad física, salud, videoconsolas, detectores de humo, alarmas, termostatos, así como tecnologías asociadas al transporte, incluyendo vehículos y una gran cantidad de gadgets que se comunican de forma inalámbrica. .

La era del Internet de las cosas

La era del Internet de las cosas abarca desde los negocios o lo digital hasta nuestro entorno cotidiano. Gartner pronostica que estos dispositivos conectados a la red crecerán exponencialmente hasta lograr los 26.000 millones en 2020, lo que representará una posibilidad de negocio de más de 300.000 millones de dólares solo en ese año para los proveedores e, indirectamente, generarán cerca de 2 billones de dólares.

En este momento, se estima que estamos rodeados de unos cuatro o cinco de estos dispositivos, desde el smartphone hasta pequeños y grandes electrodomésticos, pasando por gadgets de todo tipo. Pero la revolución tecnológica de IoT está creciendo exponencialmente y las previsiones para los próximos años son espectaculares.

Según la consultora IDC, el mercado de loT moverá más de 7 billones de dólares en tres años. Concretamente, se espera una explosión de tecnologías para impulsar la conectividad, con una fuerte presencia de WiFi, Bluetooth SigBee, celular y además mejoras en la autonomía, así como un precio asequible.

El potencial de esta nueva ola conducirá a la creación de nuevos modelos de negocio, servicios en línea, el uso de la computación en la nube y el mayor uso de las redes sociales. A su vez, otro reporte reciente de Gartner dice que para fines de 2017 el 20 por ciento de las compañías habrán servicios de seguridad dedicada a proteger iniciativas comerciales en el campo de IoT.

La titulización se considera clave para el desarrollo de este tipo de proyectos, por lo que, junto con la maduración de un mercado aún incipiente actualmente, se espera una disminución de la vulnerabilidad, según Gartner. Ahora, el 70 por ciento de los dispositivos de Internet de las cosas son vulnerables y siete de cada diez usuarios están preocupados por la seguridad.

Fuente de la imagen: kanate / FreeDigitalPhotos.net

Publicación relacionada:


Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.