¿Puede colapsar el Big Data?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

Big data es un concepto multifacético que abarca muchas perspectivas diferentes. Cuando se habla de si big data puede colapsar o no es necesario considerar cuál de sus facetas se está analizando, debido a que la solución es distinto en cada caso. Las principales alternativas para abordar el big data y pronosticar su viabilidad son:

  • Big data como concepto.

  • Big data como producto.

  • Big data como posibilidad de negocio.

ID 100220001 redimensionado 600

Créditos fotográficos: «Esfera Swith patrón de computadora envuelto alrededor de ellos» por Victor Habbick

Big data como concepto, ¿puede colapsar?

El término big data ya está tan trillado que se podría afirmar, indudablemente alguna, que ya se ha derrumbado, ha tocado fondo y no puede estirarse más. El big data como concepto ha dado lo mejor de sí y ahora es el momento, tal vez, de buscar una definición alternativa y más fresca.

Aún cuando su aparición como término se remonta a la década de 1970, desde 2005 ha resurgido el interés por esta idea. Entre 2008 y 2012 comenzaron a multiplicarse las publicaciones, estudios, conferencias, libros y posts sobre el tema, que no han dejado de incrementar.

Si hoy escribimos el buscar «macrodatos» en el buscador de Google, aparecen unos 837 millones de resultados, de los cuales:

  • La mayoría corresponden a temas relacionados con la informática.

  • Les siguen quienes desarrollan temas de ingeniería, matemáticas y administración empresarial.

  • La lista se continúa con menciones de big data enmarcados en campos científicos (física, astronomía, biología molecular, genética o ciencias sociales).

  • Y, en conclusión, este término además se abarca en contenidos relacionados con la medicina, las artes, las humanidades y otras disciplinas.

Big data: el gran producto

Mientras haya demanda, habrá producto. En lugar de colapsar Big Data multiplica su potencial de marketing rodeado de la presión de la información, la competencia y el ritmo de los mercados, que se percibe tan vertiginoso como el ritmo de crecimiento de los datos en cualquier organización.

Lejos de perder su valor tangible, como se podría decir que ocurre en el la dimensión de big data como concepto, Al analizar su impacto como producto, es factible afirmar que nunca ha estado tan vivo. La práctica de la administración de datos es protagonista de las estrategias empresariales de próxima generación, que buscan nuevas posibilidades por medio de análisis avanzado.

Ya disponen los datos, pero buscan la herramienta perfecta, la respuesta ideal para exprimir big data raspando la ventaja competitiva deseada. Realidad en cifras, como uno de los últimos estudios de TWDI podría resumirse como:

  • Más del 34% de las compañías analizan big data.

  • Para el 61% de las instituciones encuestadas, big data les ayuda a ganar precisión en el enfoque de marketing dirigido a las redes sociales.

  • El 45% dice que gracias a análisis de big data Obtienen una mejor comprensión de su propio negocio.

  • El principal estorbo al que se enfrentan las compañías al momento de poner en práctica una solución de análisis de big data Es la falta de cualificaciones y habilidades, lo que representa una barrera en el 46% de los casos.

Big data como posibilidad de negocio

Según datos del mismo estudio TDWI, para el 70% de las compañías de big data es una posibilidad. El acceso a tales volúmenes de datos les posibilita:

  • Descubra nuevos datos sobre sus clientes.

  • Conozca mejor los mercados donde operan.

  • Tener más pistas y más precisas sobre la competencia.

  • Obtenga precisión en su investigación sobre costos y operaciones.

  • Amplíe su perspectiva en lo que respecta a socios y socios.

Aunque los problemas de soporte técnico y los problemas de estrategia comercial son los dos principales estorbos que impiden que las instituciones tengan éxito con sus proyectos de big data, estos son signos de que aún hay un camino por recorrer, y big data como posibilidad de negocio no parece al borde del colapso.

En realidad, si se analiza la evolución de esta forma de comprender el mundo empresarial, es factible percibir que los cambios disponen tendencia a tendencia:

  • Primero fue el análisis de big data.

  • Posteriormente vino el descubrimiento de datos como conductor.

  • Casi al mismo tiempo, la figura del Ciencia de los datos es la mejor garantía de que las posibilidades no se detendrán.

Debido a que, el único riesgo que podría poner en peligro el futuro del big data como posibilidad no saber extraer su valor, la principal preocupación para el 56% de las compañías, según el Wall Street Journal, seguido de la dificultad para establecer la estrategia de big data (41%) y el esfuerzo requerido para obtener las capacidades y habilidades que necesita trabajar con big data (3,4%).

Y aquí es donde entran los científicos de datos. Estos profesionales de la innovación son los encargados de explotar todas estas nuevas posibilidades que hasta el momento parecían desconocidas. Imaginación, ciencia y estadística al servicio de la evolución, no solo de los negocios, sino de la sociedad, puesto que con los cambios que promueven se está logrando una sociedad mejor y una mayor calidad de vida. Ejemplos de ellos son algunos de los aplicaciones de big data para la medicina, las telecomunicaciones, los seguros, las finanzas o el sector minorista.

Publicación relacionada:


Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.