¿Qué es una máquina virtual y para qué sirve?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

Si se mueve en este mundo de Internet, es factible que se haya encontrado con el término «máquina virtual». Aún cuando tiene un nombre un tanto peculiar y su funcionamiento es ciertamente complejo, su concepto es sencillo. Es por ello que, en este post intentaremos solucionar todas las dudas que tengas sobre las máquinas virtuales.

Que es una maquina virtual

Una máquina virtual (o máquina virtual en inglés) es un software que carga un sistema operativo distinto en su interior, por lo que la computadora piensa que es el real.

Su nombre da pistas claras: se crea una máquina (PC, consola, móvil, etc.) que, en lugar de ser física, es virtual o emulada.

Dicho de otra forma, las máquinas virtuales no son verdaderamente máquinas con engranajes y auriculares de realidad virtual.

Tipos de máquinas virtuales

En primer lugar, debes conocer que existen dos tipos de máquinas virtuales, que difieren en su funcionalidad.

Máquinas virtuales del sistema

Una máquina virtual de sistema emula totalmente a una computadora, dicho de otra forma, es un software que pretende ser otro dispositivo para ejecutar un sistema operativo distinto en su interior. Por eso, tiene su propio disco duro, memoria, tarjeta gráfica y otros componentes de hardware. Decididamente, todo virtual.

Que sean virtuales no significa que no existan. A modo de ejemplo, puedes reservar cierta RAM y capacidad del disco duro que, lógicamente, disponen que venir de algún lado: el PC donde se encuentra instalada la máquina virtual.

De esta forma, la emulación es transparente e invisible para el sistema operativo que se ejecuta en la máquina virtual. Dicho de otra forma, funciona como si se estuviera ejecutando en una computadora, sin saber verdaderamente que está dentro de otro sistema operativo.

Y es que la máquina virtual no puede ingresar al host o al host en ningún caso, aún cuando esté físicamente trabajando en él. A pesar de esto, las principales aplicaciones de máquinas virtuales (como VMWare o VirtualBox) disponen accesos directos y herramientas que facilitan la transferencia de archivos entre máquinas.

La virtualización se realiza por medio de software o hardware, lo que brinda un mayor rendimiento. Desde hace varios años, es normal que los procesadores tengan tecnología de virtualización de hardware, aún cuando a veces no está habilitada de forma predeterminada en el BIOS.

Procesar máquinas virtuales

En lugar de emular totalmente una computadora, una máquina virtual de procesos ejecuta un procedimiento en su entorno de ejecución. Son muy útiles al momento de desarrollar aplicaciones para distintas plataformas, dado que en lugar de tener que programar específicamente para un sistema operativo, la máquina virtual se encarga de ello.

Con este tipo de máquinas virtuales podrás disfrutar de aplicaciones de la misma forma en plataformas muy distintas como Windows, Mac o Linux, entre otras.

¿Para qué sirve una máquina virtual?

La teoría está bien, pero probablemente se esté preguntando cuál es el uso de crear una máquina virtual en una computadora. A continuación te enseñamos varios motivos.

1. Prueba otros sistemas operativos

Una cosa está clara: instalar un sistema operativo en una computadora es largo, aburrido y complicado de revertir. Por tanto, si hay una versión nueva, lo ideal es probarla en una máquina virtual en lugar de en el disco duro. Si no está satisfecho, solo tiene que eliminarlo.

2. Ejecute programas antiguos

En el caso de que, a modo de ejemplo, el software de una compañía no se pueda modernizar, la respuesta es seguir usándolo en un sistema operativo compatible. Gracias a las máquinas virtuales, dicho software puede abrirse en hardware moderno en lugar de en una computadora obsoleta.

3. Utilice aplicaciones disponibles para otros sistemas

Con una máquina virtual además puede ejecutar aplicaciones desarrolladas para un sistema operativo distinto al que está usando. Por tanto, es factible usar una aplicación de Windows desde Mac y viceversa.

4. Pruebe una aplicación en diferentes sistemas

Los desarrolladores de aplicaciones siempre deben considerar tantas configuraciones como sea factible, lo que incluye diferentes versiones de sistemas operativos. Para esto puedes tener varias computadoras o utilizar máquinas virtuales en una.

5. Seguridad adicional

Como una máquina virtual está aislada, brinda seguridad adicional en ciertas tareas en las que no desea que una aplicación acceda al resto de los datos. Como curiosidad, se suelen usar para instalar virus y malware y así estudiarlos.

El principal inconveniente de las máquinas virtuales es el rendimiento. Y es que si se utiliza el hardware de un PC para soportar dos sistemas operativos en lugar de uno, el rendimiento se ve afectado.

Aunque las aplicaciones para crear máquinas virtuales son cada vez más eficientes y el hardware más potente, el hecho de emular un sistema operativo necesita un esfuerzo adicional que no sería necesario si el software se comunicara con el hardware de forma directa sin intermediarios.

¿Deseas probar un sistema operativo virtual?

Maquinas virtuales es un servicio de Microsoft Azure con el que se pueden poner en práctica aplicaciones y programas en un sistema virtualizado. Al mismo tiempo, se pueden usar para muchas funciones: como entorno de desarrollo y prueba para aplicaciones y programas en la nube, como recuperación ante desastres y mucho más.

Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.