Todo sobre escritorios virtuales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

La virtualización del lugar de trabajo está, ahora más que nunca, a la orden del día. Especialmente gracias a los escritorios virtuales, dicho de otra forma, sistemas que posibilitan el acceso remoto a los escritorios, así como el almacenamiento y ejecución de programas, aplicaciones, procesos, etc.

Como podíamos esperar, resultan muy útiles, fundamentalmente debido a que cualquier usuario puede tener acceso a su escritorio desde cualquier dispositivo (PC, portátil, tableta, smartphone, etc.) que pueda conectarse a él de forma remota.

Con la situación laboral actual, la virtualización de escritorios es una gran alternativa para las compañías. Indudablemente, es una (casi) obligación para todas aquellas compañías que necesitan una estrategia tecnológica con la que diferenciarse de la competencia y escalar su modelo de negocio.

Que son los escritorios virtuales y para que sirven

Un escritorio virtual (además llamado escritorio virtual en inglés) es un sistema informático que no se ejecuta en el dispositivo del usuario, sino en un software cliente instalado en un dispositivo terminal que posibilita la interacción con periféricos comunes.

Dicho de otra forma, es una tecnología en la nube con la que los usuarios pueden usar los recursos sin estar físicamente presentes en el dispositivo que están usando. Evidentemente, este tipo de escritorio depende del software de virtualización.

Como vimos en el post anterior sobre Maquinas virtuales, la virtualización se trata de crear, a través de software, una versión virtual de algún recurso tecnológico. Esto puede ser cualquier cosa, desde un sistema operativo, por medio de recursos de red, dispositivos de almacenamiento, etc.

Uno de los grandes inconvenientes es que el sistema que soporta la virtualización necesita recursos suficientes (como velocidad de procesador y lectura, acceso y transferencia de disco, RAM, etc.). Por eso, toda la virtualización se basa en los recursos físicos de una máquina real que están reservados para cada virtualización.

5 ventajas de los escritorios virtuales

En comparación con la forma tradicional de trabajar, los escritorios virtuales ofrecen numerosas ventajas como las siguientes.

1. Movilidad

Estos escritorios garantizan una movilidad empresarial completa. Y es que cualquier usuario con permiso puede tener acceso a todo el contenido que necesite.

2. Productividad

Un escritorio virtual mejora la competitividad de la compañía, dado que posibilita tener optimizados todos los procesos informáticos. Por eso, se reducen los costos de mantenimiento de la infraestructura de TI.

3. Escalabilidad

Cualquier compañía que quiera diferenciarse por medio de la tecnología puede dar un paso más hacia su objetivo con los escritorios virtuales. Con la virtualización de escritorios, puede responder rápida y eficazmente a las demandas y picos de trabajo.

4. Seguridad

Con estos escritorios no hay pérdida de datos por algún percance, dado que absolutamente todo (administración, control de aplicaciones o configuración de seguridad) se gestiona en la consola central.

5. Flexibilidad y rapidez

Con los escritorios virtuales, los recursos de TI se optimizan en función de las necesidades y el uso de cada usuario.

Windows Virtual Desktop en Azure, la mejor opción para compañías

Escritorio virtual de Windows (WVD) es un servicio de escritorio virtual basado en Azure que busca otorgar una experiencia de Windows 10 multiusuario totalmente virtualizada. Indudablemente es una gran opción ejecutar Windows 10 en la nube sin necesidad de una instalación local en el dispositivo.

De esta forma, aquellas compañías que utilicen Office 365 y se decidan por este escritorio virtual podrán seguir usando programas tan necesarios en el día a día como Teams, Outlook, Excel, Word, PowerPoint, etc.

Pero … ¿qué pasa con los sistemas de información como SAP, Navision, A3 o Sage, que regularmente se alojan en servidores locales? Generalmente son el núcleo tecnológico de los procesos de negocio de muchas compañías, por lo que es muy importante que estén disponibles.

Dado que WVD está alojado en Azure, esta infraestructura se puede unir al dominio local y formar parte del CPD local. Así, esta integración reduce drásticamente el trabajo de TI en el despliegue y configuración de uno de los mejores escritorios virtuales del mercado.

Hay algunos aspectos importantes para seleccionar WVD en un entorno híbrido, como los siguientes:

  • La infraestructura de WVD se conecta por medio de VPN a la VPN local para que los servidores host de Azure puedan unirse al dominio. En esta circunstancia, las IP de los servidores host no serían públicas.
  • Si hay perfiles de usuario móviles implementados en el servidor de Windows local, se respetarán de la misma forma que las políticas de GPO aplicadas a esos usuarios.
  • El tráfico de exploración de las sesiones de usuarios remotos se puede enrutar al firewall local.
  • Las sesiones remotas pueden tener acceso a recursos compartidos locales, así como a carpetas de Office 365 OneDrive gracias a la tecnología FSLogix.
  • Con WVD, las aplicaciones de Office 365 (como Outlook, Teams, PowerPoint, Excel o Word, entre otras) se pueden instalar en sesiones remotas. Para esto, el usuario debe tener acceso a la sesión con su cuenta de Office 365 en la que se posibilita la funcionalidad de activación de equipo compartido.

Como habrás podido chequear, los escritorios virtuales como Windows Virtual Desktop son una gran opción para todas aquellas compañías que quieran aprovechar al máximo sus recursos y mejorar en aspectos tan importantes como movilidad, productividad, escalabilidad o seguridad, entre otros. No dudes en contactar con nosotros para que podamos asesorarte sobre este y muchos más servicios.

¿Te interesaría saber más?

 

Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.