Cómo recuperar ropa blanca teñida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

Cómo recuperar ropa blanca teñida. El color blanco es básico en nuestro armario como el negro pero frecuentemente el color blanco puede ocasionarnos muchos problemas dado que este color es muy delicado y se ensucia o tiñe con facilidad con ropa de otro color, pues te mostraré como puedes evitar esto y si te pase, te diré qué hacer para que vuelvas a tener un blanco claro en tu ropa.

Recuerda que teñir significa cambiar el color original de algo, en esta circunstancia la ropa, y que la ropa se puede teñir por diferentes motivos pero si es blanca a modo de ejemplo:

  • Tener ropa blanca almacenada por mucho tiempo, esto hace que la ropa blanca adquiera un color más amarillento, se considera ropa blanca teñida dado que cambia su color original ya sea por contacto con el polvo, u otra ropa vieja y oxida el color blanco original. de la prenda.
  • Al lavar ropa blanca y mezclarla con otras prendas que no destiñen.
  • Estar expuesto a una sustancia durante un tiempo considerable y provoca un cambio de color.
  • No enjuaga bien, cuando la ropa no se enjuaga bien, quedan restos de jabón o detergente que con el tiempo hacen que tu paño blanco cambie de color.

¿Cómo recuperar el blanco original de mi ropa?

Cuando comiences a lavar tu ropa, lo primero que tienes que hacer es separar la ropa blanca de la ropa de colores para evitar el riesgo de que la ropa blanca se manche y se arruine.

Si dispones de ropa blanca teñida de otro color, puedes agregar cloro al detergente que usas para lavar la prenda blanca, esto ayudará a quitar el teñido de la ropa, si el teñido aún persiste puedes hacer una mezcla de detergente con un unas gotas de cloro formando una pasta. Escurre bien la prenda y aplica la mezcla de forma directa sobre la zona teñida y déjala reposar unos quince minutos y lávala regularmente.

Además es recomendable añadir una pizca de sal al detergente acompañado de jugo de limón para recuperar el color blanco de tu prenda dado que la sal y el jugo de limón mezclados con el detergente actúa como lejía en la prenda suave y tiene más efecto si se seca. bajo el sol.

Recuerda que las prendas blancas son delicadas por su color, por lo que tienes que tener cuidado, se recomienda leer la etiqueta, debido a que aún cuando es blanca, en ocasiones lleva una advertencia de no lavarla con cloro por el tipo de tejido, es por ello que es mejor verificar y evitar ensuciar tu ropa.

Además sirve para remojar ropa blanca mezclando agua, peróxido de hidrógeno y con unas gotas de amoniaco, solo cinco minutos son suficientes dado que esta mezcla es potente y no se recomienda usarla con ropa de tela delicada.

Remojar la prenda en agua caliente con detergente, dejarla en reposo unos veinte minutos y lavarla regularmente, combinando el detergente y agua caliente va aumentando el efecto en la ropa.

Para prendas con tela delicada es mejor remojarlas en leche fría durante unos quince minutos, este método es más suave para que tu ropa no se estropee por querer arreglarla.

Otro método es poner la ropa en reposo con agua y vinagre durante al menos media hora esto sirve para quitar las manchas y ayuda a suavizar la tela y así evitar utilizar un suavizante.

No uses mucha lejía en tu ropa, al hacerlo, estás causando que las fibras del tejido pierdan su fuerza con el tiempo y se deterioren, se recomienda que uses productos decolorantes con poca lejía.

No solo puedes categorizar tu ropa por color antes de lavarla sino además por tela, si dispones de varias prendas que debes de lavar y son de telas más delicadas debes separarlas para lavarlas dado que así evitas que su tela se arruinando.

Recuerda utilizar los detergentes adecuados para lavar dado que no puedes utilizar el mismo detergente que siempre usas en una prenda con tela delicada, esto la estropeará.

Recomendaciones para que tu ropa mantenga siempre un blanco impecable:

El blanco es un color con mayor probabilidad de manchar o manchar y arruinar su color original, por lo que debemos prestar atención al lugar donde nos sentamos o a qué superficies nos acercamos para evitar accidentes que puedan dañar tu ropa.

Al momento de lavar trata de utilizar la menor cantidad de lejía, utiliza detergentes decolorantes más suaves dado que si esta es fuerte corres el riesgo de que tu prenda se torne de un tono amarillento.

El agua además tiene mucho que ver con el lavado dado que es grisáceo o turbio al momento del lavado, puede que no te dé el resultado que deseas.

No pongas ropa blanca a secar a la sombra, es mejor ponerla al sol.

Si lavas ropa de cama blanca y tienes otras prendas blancas que lavar, es recomendable que laves la ropa de cama de forma separada, y no la mezcles con las prendas que utilices dado que la ropa de cama suele ser más pesada y gruesa y puede generar motas en blusas o camisetas. camisas si las lava juntas.

Solo debes de tener cuidado con tus prendas blancas y lavarlas bien para que su blanco dure más tiempo y puedas disfrutar de tu prenda favorita, el color blanco es muy útil al momento de combinar conjuntos y da un toque de elegancia decididamente todo y cuando es bien cuidado y luce reluciente y así destacarás entre la gente, pon aprueba todos estos tips y verás que no te arrepentirás, tu decides, son sencillas, cacerolas, y los ingredientes los encuentras en tu propia casa , no será necesario perder el tiempo Con otros métodos lo tienes todo en tus manos, solo decide desde cuando empezarás y dale a tu ropa el tratamiento necesario para que dure más tiempo.

Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.