¿Qué es una centralita IP y cómo funciona?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

Ya seas propietario, gerente de un equipo de ventas o jefe del departamento de atención al cliente de una compañía, probablemente ya sepas a estas alturas que la tecnología es la mejor solución para agregar valor al trabajo, simplificar problemas y lograr mejores resultados. Y aquí es donde entra en juego una centralita IP.

Esta herramienta está estupendamente ajustada a las necesidades de todo tipo de compañías, no importa si son multinacionales con sedes en todo el mundo, pymes que buscan dar un mejor servicio para no permanecer relegadas en un mercado cada vez más duro, etc. Es por esto que, en este post te vamos a contar todo sobre las centralitas IP.

¿Qué es una centralita IP?

Una centralita IP es, en esencia, una centralita telefónica semejante a una convencional que, a pesar de esto, funciona por medio de las mismas redes LAN que usan los PC´s de una compañía. De esta forma, las líneas telefónicas se pueden usar por medio de Internet en lugar de las tradicionales como las analógicas o ISDN.

¿Cómo funciona una centralita de telefonía IP?

La tecnología que usan las centralitas IP se conoce como VOIP (voz sobre IP) y posibilita, al mismo tiempo de transmitir voz, enviar y recibir datos. Así, con una centralita de este tipo es factible hablar por teléfono, pero además la oportunidad de realizar videollamadas, poseer de un sistema de chat para que los trabajadores puedan agilizar las comunicaciones, poseer de un buzón de voz conectado al email y muchas más funcionalidades que No disponemos de centralitas convencionales.

Ventajas de la telefonía IP

Algunos de los beneficios de los IP PBX son los siguientes.

1. Fácil instalación y configuración

Una IP PBX es un sistema basado en software que tiene aplicaciones con interfaces simples. Al mismo tiempo, la mayoría disponen una interfaz de configuración muy fácil de configurar y administrar.

2. Infraestructura simplificada

Una centralita de telefonía IP posibilita un único cableado. Dicho de otra forma, dado que el sistema trabaja con la red de datos, los teléfonos son dispositivos de red extra, de la misma forma que lo sería una computadora.

3. El móvil es una extensión más

Gracias a las IP PBX, los teléfonos móviles comerciales son una extensión más. Y ya existen móviles que incorporan el protocolo SIP basado en IP. Al mismo tiempo, los softphones IP están disponibles en cualquier smartphone actual.

De esta forma, la administración y la administración se unifican en la centralita, lo que posibilita un mayor control de los teléfonos móviles corporativos.

4. Disminución de costos

Hay que prestar atención que las tarifas de telefonía IP son más económicas que las de las líneas telefónicas tradicionales, lo que beneficia económicamente a las compañías.

Al mismo tiempo, dado que la red de datos se utiliza para la comunicación por voz, se evita tener que contratar líneas adicionales.

5. Escalabilidad

Los PBX convencionales disponen limitaciones físicas de su hardware, como ranuras que brindan la capacidad de agregar líneas y extensiones adicionales. Si todas las ranuras están ocupadas, la centralita tendría que ser ampliada o sustituida por otra de mayor capacidad.

A pesar de esto, las IP PBX no disponen esta limitación, dado que su software no tiene un número limitado de ranuras, solo depende de la capacidad del servidor o de la licencia asignada al sistema.

6. Estadísticas y seguimiento

Una de las grandes ventajas de las IP PBX son sus bases de datos, en las que se almacenan todas las transacciones hechas. Cuando se combina con una plataforma de administración de gastos telefónicos, se pueden renegociar contratos, consultar estadísticas de uso por departamento o cliente, consultar facturación a terceros, etc.

Dado que la administración del PBX se basa en la web, las actualizaciones son inmediatas y las modificaciones son bastante rápidas.

Ejemplo de uso de una centralita de voz IP

Con un ejemplo práctico se puede ver mejor el funcionamiento de una centralita IP:

Supongamos que una compañía tiene su sede en Madrid y diferentes sucursales en España, pero además una nueva oficina en Australia. Lógicamente, las llamadas desde y hacia la sucursal australiana tendrían un precio desorbitado, especialmente si son muy frecuentes.

No sería raro que el gerente de la compañía buscara una solución para bajar los costos de comunicación y en resumen optara por una centralita IP. Con él, podría conectar todas las ramas como si estuvieran en el mismo lugar.

Como todas las líneas están conectadas a la centralita por medio de Internet, solo consumirán tráfico de datos y no la línea telefónica convencional. Esto significa que las llamadas entre oficinas (incluida Australia) no tendrían ningún costo.

A pesar de esto, si un empleado de una oficina en España tiene que llamar a un proveedor en Australia (dicho de otra forma, un destino ‘externo’) el precio aumenta. Si la llamada al país oceánico fuera por el método tradicional, costaría alrededor de 1 € por minuto más alrededor de 0,30 € de establecimiento de llamada.

A pesar de esto, gracias a las llamadas de voz IP de servicios como el sistema telefónico de Microsoft, que habilita el control de llamadas y las funciones de PBX en la nube con Equipos de Microsoft el coste sería de solo 0,04 € por minuto. Una diferencia más que notable.

Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.

error: Alert: Content is protected !!