Almacenamiento de datos en la nube: desafíos y oportunidades

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

cabecera-8417642

Suele decirse que los datos son un activo vital para las instituciones y que hoy son algo así como «el nuevo petróleo», el elemento central para obtener una ventaja competitiva. Pero, en realidad, ¿es este verdaderamente el caso?

Para garantizar que los datos sean valiosos para la compañía, se deben completar una serie de pasos. El hecho de llevarlos a nube es un primer paso clave, en la medida en que ayuda a liberar los datos de las barreras técnicas y favorece su accesibilidad y disponibilidad.

A partir de 2020 alrededor cincuenta% de todos los datos corporativos se almacena en la nube.

Fuente: Statista

Pero, ¿qué ventajas ofrece el hecho de que estén en la nube para la administración de datos, dicho de otra forma, para progresar hacia la administración de datos en la nube? En el pasado, los datos eran prisioneros de aplicaciones y sistemas a los que no se podía ingresar. Esta misma complejidad significó que los empresarios tuvieran que recurrir a los técnicos de sistemas para preguntarles sobre sus requerimientos.

El almacenamiento de datos en la nube le posibilita superar parcialmente esta limitación: obtiene mucha más flexibilidad y puede duplicar o triplicar el tamaño de los datos que se almacenan en cuestión de segundos.

imagenes-contenido20blog-9100966

Tal vez te interese seguir leyendo: La nueva normalidad es estar en la nube

separador-central-4490774

A pesar de esto, la realidad muestra que mover algunos sistemas a la nube es un progreso, pero no suficiente. Como explica Juan Onate, Director ejecutivo de PowerData, «Para que los datos que almacenamos en la nube se conviertan en valor para el negocio, se debe completar un conjunto de transformaciones que nos permitan modernizar la administración de datos«.

El valor de los datos en la nube

El almacenamiento en la nube aporta dos avances fundamentales: flexibilidad y escalabilidad. Pero si no hay un cambio de procedimiento efectivo en la compañía, difícilmente se encontrará el valor esperado de los datos.

El almacenamiento de datos en la nube simplifica la infraestructura, pero no es suficiente para que los usuarios comerciales accedan al poder y al valor de los datos.

¿Y cuáles son los ítems que ayudarán a lograr ese valor? «El cambio implica una cadena con bastantes eslabones. -Señala Oñate-. Primero los datos Deben ser correctos, completos e integrados con el conjunto de sistemas, tanto propios como ajenos, de manera que se pueda tener una visión significativa de los mismos. Deben ser de calidad y estar actualizados. Dicho de otra forma, para que respondan al propósito de la organización y puedan contextualizarse en cualquier momento, los datos deben regirse«.

Una vez que los datos responden a estas características, el link del analítica. Los datos deben usarse para tomar decisiones. Y para esto, la plataforma analítica debe permitir que los datos se gestionen adecuadamente. «La analítica puede ser descriptiva o predictiva Destaca Oñate. Y tiene que incorporar capacidades de aprendizaje automático para que los datos puedan alimentar modelos y algoritmos refinados.. «

El tercer elemento de la cadena es la plataforma o Arquitectura de TI que posibilita la entrega de los datos. Al mover los datos a la nube, los liberamos de parte de sus barreras, que eran las tecnologías en las que estaban almacenados y resguardados. «Pero hay que ir por más: hay que garantizar la disponibilidad 7×24 y la capacidad de autoservicio (que los propios usuarios puedan interrogar los datos y construir sus modelos de forma inmediata, sin depender de nadie para traducir sus peticiones). Al mismo tiempo, se debe ofrecer soporte móvil e interfaces simples.”, Señala el CEO de PowerData.

Administración de datos

El siguiente elemento de esta cadena es muy importante: gente, que en resumen somos nosotros los que constituimos las instituciones. «En una organización basada en datos, los roles y perfiles deben revisarse a fondo. Y hay que incorporar las habilidades analíticas adecuadas para aprovechar la plataforma y para que el valor que se pone a disposición se integre verdaderamente en la realidad de la compañía.”Dice Oñate.

bright-blue-icons-cup-coffee-laptop-6867435

En este aspecto, otro aspecto clave es el cambio organizacional: incorporar la figura del director de datos (CDO) es fundamental. Sin una referencia que garantice el valor de los datos, responda a las políticas y valores organizacionales y a las necesidades regulatorias del entorno, y que al mismo tiempo brinde datos válidos para la administración de datos en todos los niveles organizacionales, será difícil generar la cultura cambio necesario para extraer valor de los datos.

continua leyendo: La relevancia del director de datos (CDO) en una organización

deco1-5431239

Por último, el último de los pasos de la cadena son los procesos: «Una vez que tenemos los datos correctos, las capacidades de análisis, la arquitectura de TI y las personas con roles y perfiles bien definidos, los procesos de la organización deben adaptarse para permitir la extracción de valor de los datos.”, Dice el CEO de PowerData.

En resumen: migrar sus datos a la nube es un primer paso importante. Pero no es suficiente. Debemos complementarlo con todos los eslabones por los que pasamos, que son los que en conclusión permitirán que la cadena de administración y consecución de valor de los datos en la nube sea verdaderamente confiable y resistente.

¿Está pensando en migrar sus datos a la nube?

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&status=0»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.