Cuándo y por qué elegir un modelo de gobierno de datos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Contenidos

Modelo_de_gobierno_de_datos

Seleccionar un modelo de gobernanza de datos es una tema clave para la implementación exitosa de cualquier proyecto de gobernanza de datos. Al momento de diseñar el modelo es necesario el asesoramiento de expertos desde el principio, pero además se necesita el conocimiento de la organización y sus peculiaridades para lograr un correcto funcionamiento que aporte beneficios reales.

Dentro de la necesidad de un enfoque estructurado que nos brinde una visión clara de la iniciativa, es necesario arreglar modelos y arquitectura de datos dependiendo de la estructura organizacional, con el fin de determinar los roles y responsabilidades.

De la misma manera que la gobernanza de datos necesita de principios, reglas, procedimientos y políticas que indiquen qué datos deben ser gobernados y cómo hacerlo, estos estándares necesitan un marco o modelo que facilite su operación y desarrollo. De esta forma, es fundamental seleccionar un modelo idóneo, que se adapte mejor a las necesidades de la organización.

Simplemente el modelo de gobierno de datos determinará el diferentes alternativas para tomar decisiones de la compañia. Esto inevitablemente involucra tanto al departamento de TI como a la compañía en el establecimiento de estándares y modelos definidos, dado que no es una solución puramente tecnológica.

Cuándo seleccionar un modelo de gobierno de datos

Como hemos apuntado, la elección de un gobierno de datos debe hacerse desde el principio. Dado que una gobernanza de datos se refiere a la administración global de los datos de la organización para dar soporte a las necesidades del negocio, el diseño de su estructura debe partir de un modelo de gobernanza de datos que, en general, establecerá un marco de trabajo de acuerdo con la misma gobernanza. modelo de la organización.

El momento de elegir el modelo es anterior inclusive al plan de implementación. A su vez, el establecimiento de políticas y estándares debe ser consistente con el modelo, y ambos ítems deben estar definidos. por adelantado a la realización de la estructura organizativa del proyecto.

Tenga en cuenta que los modelos de gobierno de datos determinan qué personas o grupos tomarán decisiones sobre los datos y las reglas los definen. Es por ello que, desde el principio ponemos el acento en las atribuciones con respecto a forma y contenido. Una vez implementado, dependiendo del modelo de datos seleccionado, lograremos tomar las mejores decisiones y promover su cumplimiento para lograr los objetivos estratégicos en el área o áreas de interés.

Un modelo a medida

La construcción de un gobierno de datos a la medida de la organización es un requisito esencial para que la iniciativa tenga un buen comienzo. En realidad, diseñar un modelo ad hoc es esencial para adaptarse tanto a las necesidades del gobierno como a la capacidad de la organización para ejecutarlo.

El combinación de modelos suele ser el más común. Los tipos más conocidos (de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba, de centro hacia afuera y por medio de silos o grupos) obedecen enfoques teóricos que no siempre se adaptan a la casuística real.

Aún cuando se han planteado numerosos modelos como garantía de éxito, las soluciones predefinidas difícilmente serán de utilidad para su aplicación en otros casos. Aún cuando pueden servirnos en un indicativo, lo más probable es que impida respetar el motivo de elección de su propio modelo, que no es otro que el
responder a requerimientos específicos.

Fuente de la imagen: arztzamui / FreeDigitalPhotos.net

Suscribite a nuestro Newsletter

No te enviaremos correo SPAM. Lo odiamos tanto como tú.